Hablemos un poquito de la vida… Tema de hoy: Darse a luz

Nacemos una vez, en circunstancias diferentes para cada uno.  A veces bien, otras no tanto. Vivimos una vida hasta que ésta, en algún momento empieza a desfallecer. Nos hace “agua” por todos lados.  Lo que nos interesaba ya no nos motiva, los vínculos que nos rodeaban, cambian. La rutina empieza a pesar de una manera inaudita. 

Ante este hecho, muchos de nosotros resistimos. Doblamos la voluntad, hacemos oídos sordos.  A veces enfermamos.

En ocasiones, es el afuera el que nos da la patada:  nos echan del trabajo, nos “abandona” una pareja.

Que significa todo esto?

Muy simple:  es hora de cambiar.  De a mucho o de a poco, la fuerza de la transformación comienza a erosionarte.

La llamada es cada vez más intensa, y no para…. hasta ponerte entre la espada y la pared.

Llegó el momento de morir a lo viejo, y dar a luz tu nueva vida.

Este proceso, que puede llevar meses o años, es la verdadera metamorfosis evolutiva.
Somos parteros, madres, hijos, padres, hermanos, todo a la vez. Es nuestra responsabilidad, nuestra tarea, nuestro arte.

Más aún, todo lo que hagamos,  será  parte de un acto de entrega total, sin certeza alguna.

Seguramente implicará soltar amistades, modificar la estructura, arriesgarse a perderlo todo.

Pensemos lo difícil que es, a veces, limpiar el placard. Imagínate asumir que un vinculo de hace 30 años, ya te queda chico y mal…  que aquella profesión que elegiste a tus 20 y a la que le dedicaste LA VIDA… te genera cada vez más irritación y agotamiento.

Siempre me pregunto cómo hacen las relaciones y los intereses de una persona,  para sostenerse frescos y saludables a través de los años?   Siguiendo la metáfora anterior, entiendo que es como tener un traje que hay que ir ajustando y modificando todo el tiempo..… respetando los caminos que se tomen y nutriéndose  así, cada vez más, de los aportes de.cada uno.  Señal del mejor amor posible entre humanos.

Darse a luz a una misma implica seguir muy de cerca el proceso  de dilatación, reconocer el mejor momento para el pujo, y mantener mucha calma cuando las condiciones no sean adecuadas.

Al nacer, aparecen miedos, inseguridades, ganas de volver atrás… es natural.  Pero ese “atrás”ya no existe.  La vieja vida es solo un espejismo, una memoria.

Solo existe ir hacia adelante. El camino ES un movimiento que se va creando.  Y el rumbo a veces, tiene que cambiar imperiosamente.

Si seguir por el mismo camino te llevara al abismo… darías el siguiente paso en esa misma dirección?  Ese giro, esa decisión de caminar hacia otro lado, es lo que te “salva la vida”.

Reconozcamos, por fin, que no hay una senda única. Que vamos madurando y mirando las situaciones de maneras diferentes y por ello, la Vida espera de nosotros otra respuesta.

Si a los 40 respondés de la misma manera que a los 20, te estás perdiendo lo mejor: tu madurez.

Muchas veces el temor hace que estos procesos se bloqueen.  Estás a 1 paso de tu giro, pero no lo das. No te animás.

Por eso, consultás a un astrólogo, a un terapeuta, a un amigo que te ayude a entender qué pasa… que te ayude a mirar desde otra perspectiva.

Te estás dando a luz a vos mismo . Hay que ser valiente para semejante acto.

Sí, Vivir es para valientes.

En mi próximo post, te contaré cómo fue mi proceso de re-nacimiento. Si tenes ganas, podes contarme, en los comentarios, como fue el tuyo!

4 thoughts on “Hablemos un poquito de la vida… Tema de hoy: Darse a luz

  1. Karina says:

    Hermoso Mari, como siempre tan clara … tu luz motiva e ilumina este proceso de parirME. Muchas gracias! siempre tus posts son una señal, una guía, un acompañamiento. GRACIAS!

  2. Sonia says:

    Hola! creo que leí tu nota porque era para mi. Se que todo lo que necesito saber se me revela y lo que busco me está buscando también. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *