JÚPITER, hoy me estuviste conversando

Nací dentro de una configuración astrológica muy sagitariana. No solo tengo el sol y la luna allí emplazados, sino también muchos otros aspectos que refuerzan mi pitedominante.

Si no sabés nada de astrología te resumo:

Júpiter, planeta regente de sagitario es un gran maestro, sensible e intuitivo.  Representa la capacidad de crecimiento, de superación.  Totalmente expansivo,  sociable, idealista, desarrolla confianza y libertad.  Ama la filosofía, el reino del espíritu y la religiosidad.

Ojo, también puede participar alegremente del disfrute y la celebración terrena, siendo  proclive a los excesos.

Su búsqueda constante de sentido lo lleva muchas veces a negar los conflictos  y a vivir desde la superficialidad.   No soporta el bajón, su necesidad de levantar vuelo es muy fuerte!!!!

Reconozco mi tendencia idealista, de valores humanos, místicos, espirituales, etc. Y también una credulidad a veces excesiva, que me trajo cantidad de decepciones.

Me he movido siempre a partir de altos ideales, que abracé con mucho amor y dedicación.

Podría darte miles de ejemplos, pero te invito a leer cualquiera de mis publicaciones anteriores y te darás cuenta de lo que es para mi importante en la vida.

En fin… Estaba esta tarde caminando en la finca de mandarinas, donde intento entrenar aeróbicamente mi cuerpo físico (mientras  tengo experiencias sublimes) …cuando me escuché pensar algo totalmente inédito para mi

El mismísimo Júpiter me decía: “ya no necesitás ideales“.  

– “Vivir SIN ideales? eso es imposible”, pensé inmediatamente.

“Pensé”  Quién pensó? Pensó mi vieja yo, otra idea que tenía por ahí escuchando nuestra conversación.

Júpiter , desoyendo mi intrépida interrupción prosiguió:

“Lo que hoy necesitás es comprensión y aprendizaje EN tu realidad.

Los ideales te movieron hasta aquí, pero hoy son un estorbo.

Los ideales te hacen infeliz, te vuelven problemática, te separan del mundo.”

– “Qué me estás queriendo decir, Jupiter?????!!!”

Que comprendas  la realidad que hoy vivís como la más perfecta experiencia que te es ofrecida para aprender sobre la vida”.

– “Ohhhh, esto es mucho más motivador que perseguir un ideal!!!”

Aunque un poco  sorprendida, me doy cuenta de que es cierto: estoy desde hace tiempo vibrando diferente, habitando mi vida de una manera nueva.

Todos mis niveles de comprensión son válidos.

Mirar la vida desde una niña de 2, es tan válido como hacerlo desde una adolescente, desde una mujer madura o una anciana.

Soy lo que soy, y lo que puedo ser.

Soy, desde la comprensión que hoy tengo.

Distintos niveles, vueltas y vueltas.

Como la mente es engañosa,  “comprender” es una palabra riesgosa.

Por eso, la única confirmación de mi comprensión, va a ser un estado de paz.  Si no hay paz, es que aún no he comprendido.

Te estarás preguntando si vivo siempre en paz…

Por supuesto que no.  Estoy aquí, en este plano, aprendiendo a ser feliz por mí misma, a amar, comprender y evolucionar dentro de mis posibilidades de consciencia.

Hay momentos en los  que siento que no tengo lo que necesito, que quisiera estar en otro lado del que estoy, en otra realidad.

Ahí es cuando soy muuuuy infeliz.  Siento que mi adolescente gana el primer puesto y despotrica sobre lo que le toca, haciendo berrinche junto a la niñita de 4.

Sin embargo, aprendí a  girar un poquito sobre mí misma.  De esa forma, accedo a otra comprensión y todo cambia en un instante.  Cambió la realidad?   No, la realidad es la misma.  Solo cambió mi manera de mirarla.

Júpiter es mi gran compañero, el encargado de sacudirme las ideas tortuosas, abrir mi mente hacia lo desconocido, incluso desafiar creencias tan arraigadas como la de “vivir por un ideal”.

No digo que esté mal. Cómo podría?!

… Solo avanzo hacia la pregunta : “Si estoy donde estoy, cómo es posible esperar que la plenitud, la verdad, la paz, estén en otro tiempo/espacio, que no es  este Presente?”

Si no es ahora, cuándo?

Si no es aquí, dónde?

Si no soy yo, quién?

Ya ves:  un Júpiter que va creciendo en consciencia, no se queda solamente en la negación o superación de los obstáculos.  Nos guía también hacia la inmensidad del conocimiento, al encuentro del Ser.

El único espacio verdaderamente transformable es la propia comprensión, que crece y crece, si nos lo permitimos desde el Amor.

(Reflexión en un día de eclipse total de sol.)

2 thoughts on “JÚPITER, hoy me estuviste conversando

  1. Adrián says:

    Me encanta la sabiduría de los años … Soy Geminiano y mi primer gran maestra es sagitario y ya estaría teniendo 4 maestras sagitario….los años y la edad terrena traen sabiduría espiritual al sagitario… Bendigo eso !!!que en mi casa se me fue dado como don desde la adolescencia…una claridad y conexión con la sabiduría interna que agradezco …..pronto iré a vivir a dos hectáreas de tierra virgen llena de monte ….ahí haré ni hogar y comunidad…junto a mi amor Cristian…Escorpio.
    Me gusta mucho lo que escribis y tú estilo de Vida …estoy caminando hacia ese estilo de vida también…abrazos inmensos y gracias por compartir tus regalos y tú expansión de conciencia….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *