Yoga en el Portal Iberá

Llegué a Tabay en agosto de 2013.  Seguramente no conocés el lugar: es un pueblito de la provincia de Corrientes, en Argentina.  Bastante cerca de los Esteros del Iberá, que muy pronto se convertirán en un gran punto turístico, por su extraordinaria belleza.

Ese mismo año comencé a dar clases, con la inercia que traía de mi estudio en Buenos Aires,  Pero Corrientes es diferente,  y más un lugar como éste, donde el yoga no se conocía, y  menos que menos el método con el que yo trabajo.  Pertenecí a la Asociación Iyengar Argentina hasta el 2017.  Muchas veces se sorprenden cuando ven los elementos de ayuda, los columpios, las sillas, los bloques de madera… no es lo que normalmente se conoce , si bien en las ciudades hace mas de 40 años que se viene difundiendo esta metodología.

Con “trabajo de hormiga” el grupo fue creciendo,  Si das el primer paso, y lo probás, difícilmente  lo dejes.  Son evidentes los beneficios: flexibilidad, autoconfianza, fortalecimiento, calma interior… o como me dijo Nora al terminar una clase: “Ay, Marisa… esto es propiamente la   FELICIDAD”.

Qué más puedo pedir?

 

 

 

“.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *