Las galletitas más fáciles del mundo

 

Vas a creer que es una broma.  Pero no, te juro: son deliciosas y TAN fáciles que te sacan de cualquier apuro o desesperación por comer algo dulce.

Ingredientes básicos: avena arrollada y miel (y una pizca de sal, como siempre, para realzar el sabor).

Si la miel esta muy espesa, le podés poner un poquito de agua.  Es eso: mezclás todo, le das forma de galletita con una cucharada o con la mano y lo pones en el horno caliente, sobre una una asadera pintada con aceite, hasta que estén apenas doradas.  Aproximadamente 10 minutos.

A esta  mezcla base, le podés agregar lo que tengas: chips de chocolate,  ralladura de limón o naranja, pasas de uva, canela… lo que se te ocurra.  De verdad, que así simples como te las expliqué, no fallan.  Probalas!!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *